lunes, 30 de abril de 2012

ciclo actores encasillados

Ya en el ciclo especial Semana Santa, amenacé con hacer más ciclos, aunque no los haré tan intensivos porque acabé un poco harta de tanto peplum. Así que iré escribiendo las entradas intercaladas para que sea más entretenido. El primer ciclo que voy a hacer es el de actores encasillados. Cómo les gusta, sobre todo en Hollywood, encasillar a los actores. De hecho creo que hay algunos que en realidad no actúan sino que se interpretan a sí mismos. En cuanto ves su nombre en los créditos sabes a qué te expones, éste es el malo, esa es la friki y aquél es el policía corrupto. Las películas pierden interés y sobre todo efecto sorpresa porque ya sabes quién es el traidor (ya hablaremos de él, tiene nombre propio) antes de que se descubra. Además hay encasillamientos absurdos debidos a alguna alteración en el personal de cásting que les dio su primer papel. Porque esa es la otra, una vez te das a conocer con un papel, olvídate de interpretar otro.

lunes, 23 de abril de 2012

Eleon Librería en facebook

Eleon librería ya tiene página en facebook. He decidido cambiarme la página de Ediciona por una en facebook. De momento es bastante sencilla pero poco a poco iré añadiendo cosas. podéis consultarla en el siguiente enlace:


 Eleon Librería en facebook

lunes, 16 de abril de 2012

He creado mi propia librería virtual

Ya había comentado en entradas anteriores que estaba buscando alternativas a la venta a través de Bubok. Hoy por fin está disponible Eleon Librería, mi propia librería virtual. De momento sólo están disponibles los libros electrónicos en formato [PDF] pero más adelante espero poder añadir los libros tradicionales y nuevos formatos electrónicos. El funcionamiento de la librería es muy sencillo. Funciona con Paypal y los libros se envían por correo electrónico. 

Os invito a visitar la tienda en http://eleonlibreria.xopie.com/ 

martes, 10 de abril de 2012

EL REY ARTURO


Otro peplum que no tiene mucho que ver con la Semana Santa aunque plantea los conflictos entre las religiones antiguas y el cristianismo emergente. Es una versión que pretende dar una visión más realista de la leyenda artúrica, ambientándola mejor históricamente y mostrando una cara más humana de los personajes. Es muy de agradecer que hayan tenido el detalle de poner a Arturo y a Lancelot de la misma edad, porque en otras producciones acostumbran a poner un Arturo senil y un Lancelot casi adolescente. La historia de Lancelot con Ginebra no tiene nada que ver con la edad, sino con la soledad, pero nada, que no les cabe en la cabeza. De todas formas como hemos dicho, este no es el caso. La historia la cuenta Lancelot reencarnado en caballo en una vida posterior, lo que resulta bastante original e interesante. La caracterización de los caballeros como guerreros humanos, con sus defectos y sus virtudes, sus lazos de amistad...pero sin caer en el feísmo ni en el realismo desagradable y cutre, resulta muy refrescante. Normalmente cuando hacen una película histórica tienden a caer en los extremos: o todo es maravilloso e idílico o todo es soez, primario e instintivo. Tampoco es eso, en todas las épocas se guarda de algún modo el equilibrio. Es interesante también la caracterización de las tribus autóctonas de los terrenos del Imperio, Merlín se nos presenta como un druida picto al igual que Ginebra que es una guerrera de la misma etnia, Lancelot y la mayoría de los caballeros pertenecen  a las tribus nómadas de la estepa, de ahí su relación con los caballos. En cuanto a Arturo, éste se ha criado en Roma y es enviado a la frontera como comandante de la caballería sármata,  a cumplir una última misión antes de liberar a sus hombres del contrato de vasallaje al que están sometidos. Durante su viaje descubre que no todo es como le habían contado y se ve obligado a tomar la decisión de traicionar al Imperio para no traicionar sus principios morales. 
Al principio se hace un poco raro ver al rey Arturo vestido de romano, pero enseguida entras en la historia y todo te parece normal. La ambientación es muy buena, y también las interpretaciones de los actores, la relación entre Lancelot y Ginebra no acaba de quedar del todo clara, parece quedarse en un simple enamoramiento de él hacia ella. De todas formas la película no se centra en el clásico triángulo amoroso, también es original en eso, sino en el conflicto de Arturo, que ve desmoronarse todos sus principios al comprobar que la vida no es igual en Roma que en las provincias, que los pueblos fronterizos no son tan bárbaros como él creía, y que los que se comportan como bestias, son los propios romanos. 

lunes, 9 de abril de 2012

ÁGORA

Esta película es española pero poco. Me explico, el capital, director, guionistas, técnicos, son todos españoles pero para que no se note, cogen y contratan actores extranjeros y la ruedan en inglés. La verdad es que me cansa bastante este complejo de inferioridad que se da tanto en el cine como en la música. Vale que Estados Unidos es la potencia mundial del cine pero eso no quiere decir que todos tengamos que copiar su estilo. Más que nada porque entonces queda forzado y falso, y además también se agradece un toque diferente que de frescura a las películas y si es por mercado, también podríamos imitar a Boollywood. A mi entender si la película es buena va a triunfar igual, para muestra un botón, TIGRE Y DRAGÓN,  DELICIOSA MARTA,TRES SOLTEROS Y UN BIBERÓN, LOS GUARDIANES DE LA NOCHE, EL OLOR DE LA PAPAYA VERDE, AMÉLIE, LA VIDA ES BELLA, LA CENA DE LOS IDIOTAS y así un largo etcétera. Luego ya se encargan los americanos de comprar los derechos y hacer su propia versión que resulta igual de forzada y absurda que cuando nosotros les copiamos a ellos. Pero parece ser que la industria no opina lo mismo y, al menos en España, hay que camuflar las cosas no sea que se note que las hemos hecho nosotros y aquí no me refiero sólo al cine. Fuimos, somos y seremos quijotes toda la vida. Pero vayamos a comentar la película. 
Se trata de un peplum del tipo 2 (romanos con cristianos) aunque la originalidad aquí estriba en que los malos son los cristianos. Eso no quiere decir que los judíos o los paganos sean buenos, porque madre mía la que tienen liada en Alejandría. La ambientación es exquisita y tiene algunos planos muy interesantes, me gustó especialmente el plano invertido cuando destruyen la biblioteca y justo después, el plano cenital con los paraboleros vestidos de negro y corriendo como hormigas por el ágora, pasado a cámara rápida para reforzar ese efecto.  Se supone que la protagonista es Hipatia de Alejandría y como tal se vendió la película, pero a su personaje le falta consistencia y acaba siendo eclipsado por el de su esclavo y el de su alumno, ambos personajes con conflicto, aunque también tengan sus lagunas, y ambos enamorados de ella. Hipatia, en cambio, resulta ser una persona obsesiva con su trabajo, que pasa de la serenidad absoluta al histerismo irritante y que es terriblemente cruel con sus pretendientes. El final es muy elegante teniendo en cuenta lo que pasó en realidad (que no voy a contar aquí para no destrozar la película). El tema del conflicto político y religioso, la manipulación de las escrituras, y las rencillas eternas entre religiones, es el fuerte de la película, y resulta sumamente interesante. Está tan bien hecha que resulta entretenida y te engancha desde el principio, aunque recomiendo verla más como un retrato histórico de una época determinada en vez de centrarnos en una historia a la que personalmente, encuentro que le podían haber sacado más partido.

domingo, 8 de abril de 2012

TROYA

Otra que no tiene nada que ver con la Semana Santa ¡pero es un peplum! y trata asuntos de religión, o debería tratarlos, aunque  en aquel tiempo fueran politeístas, así que cumple los requisitos de este ciclo. La película está basada en LA ILÍADA  y en general en la mitología griega sobre la guerra de Troya. La puesta en escena es espectacular y está muy bien hecha aunque hay que decir que hay cosas que se inventan descaradamente.  Por ejemplo, se omite deliberadamente toda mención a la intervención divina en el conflicto, cuando de todos es sabido que el problema de la guerra se genera a partir del JUICIO DE PARIS,  que no es otra cosa que un concurso de belleza entre diosas, en el que TODAS las participantes intentan sobornar al juez (Paris).  La que consigue convencerlo es Afrodita porque le promete el amor de la mujer más bella del mundo (Helena de Esparta) de ahí que la rapte (aunque no queda muy claro si se fugó ella, las mujeres espartanas no eran fáciles de secuestrar, porque todo el pueblo era ejército) y se la lleve a Troya lo que provoca la famosa guerra. Tampoco se hace referencia alguna al pacto de colaboración mutua que tienen todos los jefes griegos, ni el partidismo exagerado de los dioses olímpicos en el conflicto, hechizando a los participantes, enviando la peste al campamento griego, y drogando al propio Zeus para poder luchar cada uno en su bando (con poderes incluídos, por supuesto) cuando éste había decretado que todos debían mantenerse al margen. 
La historia de amor entre Aquiles y Briseida en realidad no es tan intensa, ni tan larga, aunque sí que provoca su enfrentamiento con Agamenón. Pero lo más escandaloso, es que Aquiles no participa en la toma de la ciudad, porque ya había muerto a manos de Paris, que le había disparado una flecha desde la muralla. Lo mata de pura casualidad porque le da en el talón y hay que saber a este respecto, que las flechas estaban envenenadas, de otro modo no hubiera muerto, nadie muere de un flechazo en el talón a menos que se infecte y le provoque gangrena. Por cierto que tampoco se hace mención al motivo de la invulnerabilidad de Aquiles ni de su punto débil. Pese a todas estas licencias es una buena película.  El reparto es espectacular, la ambientación es buena y se ven las divergencias entre las diferentes regiones de la Grecia antigua. Los actores hacen un magnífico trabajo aunque he de decir que Orlando Bloom (Paris) queda bastante deslucido al lado de Brad Pitt (Aquiles) y, sobre todo de Eric Bana que interpreta a su hermano Héctor.  Ello es debido, para empezar a que hablar de Eric Bana son palabras mayores, pero es que además Héctor es el personaje más agradecido de la Ilíada, y casi me atrevería a decir que de toda la mitología griega, porque sin ser un dios ni un héroe, (recordemos que en la mitología griega héroe significa semidiós) está a la altura de Aquiles, Ulises o Eneas (que por cierto en esta versión aparece como niño y de manera anecdótica, cuando en realidad era adulto y participó activamente en la guerra). Además el personaje de París, al elimniar toda acción de los dioses parece idiota, y hay cosas que no se acaban de entender, hay que tener en cuenta que el pobre se había criado como pastor de cabras, ya estaba casado con una ninfa (que por cierto, se venga de su infidelidad y lo asesina cuando vuelve a casa)  y estaba totalmente manipulado por los dioses. En resumen, si no se tienen en cuenta este tipo de cosas, es una película estupenda,muy bien realizada e interpretada desde el primer actor hasta el último, y los pequeños desajustes que aparecen son debidos a la supresión de las intervenciones divinas y de los antecedentes de cada personaje, como por ejemplo Ulises, que no se entiende muy bien por qué está tan harto de guerra cuando acaban de empezar , pero es que en LA ILÍADA  la acción comienza cuando llevan ya diez años de sitio a la ciudad y explica sólo el final de la guerra. En la película se han centrado en los aspectos más humanos de la historia y la verdad es que lo han hecho muy bien, y es una opción totalmente válida y comprensible, sobre todo teniendo en cuenta que si tuvieran que explicarlo todo, tendría tanto metraje que  pasaría a  convertirse en un culebrón, y de los largos. Otra gran película para los amantes del género.

sábado, 7 de abril de 2012

GLADIATOR (EL GLADIADOR)

Pasemos al peplum en estado puro, pero antes vuelvo a insistir en el tema de traducir los títulos: o los traduces o no los traduces y si vas a poner los dos nombres, pones la traducción y entre paréntesis el título original. Esto se hace para evitar malentendidos, por ejemplo, al buscar información sobre la película. Lo que es absurdo es que lo hagas al revés, que es justamente lo que hacen. Sin contar con que tiene sentido que no traduzcas un título si se trata de un nombre propio o una frase hecha de difícil traducción, pero si traduces la película, ¿por qué no el título? pues nada, que parece que ahora es muy guay ponerlo todo en inglés, porque es de gente moderna e instruída. Pues si eres tan guay no traduzcas la película y la ves directamente, sin subtítulos que eso es de analfabetos. A ver si hay narices. En fin dejemos mis diatribas filológicas y pasemos directamente a la película. Es evidente que esta película no tiene nada que ver con la Semana Santa, pero como es de romanos, pues hala, con las de romanos. El argumento es el siguiente: Marco Aurelio,  está a punto de morir y como sabe que su hijo Cómodo es un inútil y, no nos engañemos, un poco psicópata, decide pasar la corona de emperador a uno de sus generales, Máximo. El pobre Máximo lo único que quiere es irse a su finca de Emerita Augusta, Mérida para los amigos, a recoger la cosecha con su familia,  y llevar una vida tranquila en el campo, pero Cómodo no se toma la decisión de su padre nada bien y decide matarlos a todos, empezando por el propio Marco Aurelio. Máximo mata a su verdugo y se escapa en un intento por salvar a su mujer y a su hijo, pero llega demasiado tarde y encuentra su casa en ruinas. Entierra a su familia y se queda exhausto y moribundo (el viaje desde Germania ha sido terrible)  junto a las tumbas dónde lo recoge un tratante de esclavos que pasaba por allí y se lo vende a un ex-gladiador que ahora se dedica a entrenar a otros. Como ha sido general, para él   los contrincantes a los que se enfrenta no son rivales y se hace muy famoso en las provincias. Mientras tanto, Cómodo llega a Roma y para ganarse el favor del pueblo promulga 150 días de juegos en el Coliseo, como celebración a su ascenso al trono. Con tantos días de fiesta no dan a basto y se quedan sin gladiadores (es que más de cinco meses matando gente cada día no hay Imperio que lo resista) y provoca que acudan a la capital los gladiadores de las provincias, el conflicto surge cuando Cómodo descubre que El Hispano, el gladiador revelación de los juegos, no es otro que su antiguo enemigo Máximo, a quien creía haber matado hacía tiempo.

Esta película tiene el mérito de  haber resucitado el género, porque desde hacía décadas no se habían hecho películas de romanos. La puesta en escena es espectacular y está realmente bien hecha, han reconstruído digitalmente el Coliseo, y la ambientación es muy buena, sobre todo en los detalles como la aparición de los Penates, o dioses familiares a los que reza Máximo. Además, al salir varias provincias, se puede observar la diversidad de las tierras del Imperio. Aunque para el que conozca un poco España está claro que su finca real no está en Extremadura, sino que parece más bien  La Toscana. Pero es muy bonita, todo hay que decirlo. Lo mejor, sin duda es la reconstrucción en el circo de la batalla de Cartago que en la que, gracias a la intervención de Máximo, acaban ganando los catagineses en lugar de los romanos. En definitiva, una buena película para los amantes del género histórico.

viernes, 6 de abril de 2012

LA PASIÓN DE CRISTO

Qué mejor película para comentar en Viernes Santo que LA PASIÓN DE CRISTO. Inenarrable, totalmente catártica, aunque la verdad es que has de tener el día, porque menudo panzón de llorar que me pegué. La película, como su propio nombre indica, se centra únicamente en la Pasión aunque hay alguna pequeña analepsis sobre la infancia de Jesús. Me gusta mucho toda la ambientación, y el hecho de que esté rodada en latín y en arameo le da un toque realista muy interesante. Pero lo que más me gusta es que Jesucristo es una persona normal, especial sí, pero normal, no el Kent Jesucristo que nos presentan en la mayoría de las películas del estilo, que se caracteriza porque es rubio de bote y lo hace todo tan perfecto que resulta inverósimil incluso para él. Porque  vale que  Jesucristo es el hijo de Dios, pero es Dios hecho hombre, y como todos los hombres tiene sus debilidades. Se agradece que en esta versión, no vaya por ahí sermoneando a todo el mundo por no ser perfecto (ya os hablé del tonillo cuando comenté Ben-Hur). Aquí se nos presenta un Jesucristo muy humano, convencido de su misión pero aterrorizado ante la inminencia de su pasión y su muerte.  Otra de las cosas que llama la atención es que, pese a la dureza y el tremendo realismo de algunas escenas,  están rodadas con mucha elegancia y delicadeza, con un refinado sentido de la estética que hace que resulten más llevaderas para el espectador. Si la película la hubiera rodado Tarantino no quiero saber cómo hubiera quedado, aunque probablemente, dada su tendencia a la exageración, hubiese terminado siendo una comedia gore. Lo que  quiero decir es que si se hubiera rodado con el tono realista, explícito y escabroso que impera últimamente, hubiera sido una película imposible de ver para la mayoría de la gente. Un último apunte que es lo que realmente me puso los pelos de punta. Lo que da miedo, no es demonio que se nos presenta como un ente etéreo y tentador que apenas aparece, y que lo que hace en realidad es que que Jesús se enfrente a sus propios miedos y deseos, sino los legionarios. Madre mía los legionarios, esos si que dan miedo, con su corporeidad aplastante y su concupiscencia llevada al extremo. Al demonio puedes escucharlo o no, aunque pueda resultar muy persuasivo, los legionarios agarran la lanza y te empalan por menos de nada.

jueves, 5 de abril de 2012

EL CUERPO

Esta película en principio puede parecer sencilla pero en realidad no lo es. Jerusalem, un ferretero palestino, decide hacer un sótano en la trastienda de su establecimiento, pero le paralizan las obras porque aparecen restos arqueológicos. La encargada de realizar la excavación resulta ser una arqueóloga hebrea que se empeña en tener una visión científica del mundo. Bajo la ferretería aparece un sepulcro con los restos de un hombre, y todo parece indicar que el cuerpo podría ser el de Jesucristo. Las autoridades locales lo ponen en conocimiento del Vaticano que envía a un sacerdote a investigar el caso. La polémica está servida. Si los restos resultan ser los de Jesucristo, el cristianismo no tendría sentido, por eso la Iglesia pretende demostrar que el cuerpo no pertenece a Jesús, mientras los radicales hebreos y palestinos entran en una lucha de poder para hacerse con reivindicaciones políticas. Todo en  una vorágine absurda  en la que los poderosos utilizan la fe para sus fines mientras los verdaderos creyentes sufren las consecuencias. Es una película de las que te hacen pensar, la fe está tratada desde un punto de vista muy interior, sin ostentación, aspavientos ni pretensiones, los que verdaderamente tienen fe, la arqueóloga, el sacerdote y el ferretero, resultan ser buenas personas a las que no les importa reconocer la verdad, mientras que los que ostentan el poder en cualquiera de las tres religiones, utilizan la figura de Dios, ya sea el propio o el de los otros, para conseguir sus objetivos a cualquier precio.

miércoles, 4 de abril de 2012

Ben-Hur

Indispensable en cualquier ciclo de Semana Santa que se precie. Las otras van cambiando. Ésta nunca falla. Antes de continuar con el comentario, quiero aclarar una cosa sobre el género. Hay dos tipos de peplum: las películas de romanos y las de romanos con cristianos. En las de romanos a secas se incluirían también las de griegos, y en realidad son las que más me gustan porque suelen ser de aventuras y mucho más entretenidas. Todos sabemos que la mayoría de peplum deja bastante que desear, pero tiene su encanto. Las de romanos con cristianos suelen tener más presupuesto, y ser más elaboradas pero sintiéndolo mucho a mí personalmente me mata el tonillo victimista y moralizante en el que resulta que ser bueno es igual a ser tonto perdido. Con todo esto me refiero al peplum clásico, sobre las películas más modernas, ya hablaremos en otra entrega de este ciclo. Ben -Hur pertenecería al segundo grupo (por eso la incluyen en los ciclos de Semana Santa) aunque se salva porque la mayor parte de la película en realidad es de aventuras, y el componente religioso, se da sobre todo al final y no es tan exagerado como en otras producciones. La película tiene mucho encanto y es la típica que si pillas una escena en la tele, te acabas quedando hasta el final, a no ser que aproveches los anuncios para despegarte de la pantalla. Yo tuve la oportunidad de verla en el cine, en una reposición que hicieron cuando era pequeña y salí alucinada. Lo mejor, sin duda es la carrera de cuádrigas que no ha quedado para nada desfasada, sí  lo han hecho otros aspectos como la extraña amistad entre Judá y Messala,  pues a veces parece que en vez de amigos hubieran sido novios. Las mujeres son un poco pánfilas, pero era lo que se estilaba en la época. La escena de las galeras también es muy grande, con esos toques de tambor...me encanta. En fin que recomiendo a todo el mundo que la vea, es una película estupenda.

martes, 3 de abril de 2012

Ciclo especial Semana Santa

Como todos los años la televisión nos ameniza la Semana Santa con una serie de películas de romanos, vida de Jesús y similares, he decidido proponer mi propio ciclo. Las películas incluídas cumplirán al menos una de las siguientes condiciones:

1. Tratar de tema religioso.
2. Ser un Peplum.
3. Que aparezca Jesucristo aunque sea de manera anecdótica.

Espero que os guste mi selección. Si me animo más adelante haré más ciclos.