jueves, 31 de enero de 2013

James Caviezel: el hombre atormentado.

Todavía no le he visto dar vida a un personaje que no tenga conflictos existenciales. Desde Jesucristo a Edmond Dantès pasando por algún que otro psicópata u hombres preocupados por el destino de su familia o del la humanidad en general. Sus interpretaciones son siempre complejas, contenidas, intensas y cuidadas. Es una lástima que en Hollywood, o en cualquier otro sitio, no aprovechen su talento tanto como sería deseable y en cambio contraten a pazguatos incompetentes con la expresividad de un botijo,  como concesión a una galería de    descerebrados que  no saben apreciar un trabajo bien hecho.  De ahí que a la contra aparezcan producciones como RED, recientemente comentada aquí, donde al parecer a los productores les hacen descuento si contratan a un grupo de veteranos. Personalmente prefiero la segunda opción, aunque como en todo, siempre es mejor optar por el equilibrio.

martes, 29 de enero de 2013

EL CHEF, LA RECETA DE LA FELICIDAD

En esta ocasión se trata de una coproducción hispano-francesa, o sea rara, como la mayoría de las películas que recomiendo. El argumento es simple, Alexandre es un gran chef en decadencia debido a la moda de la cocina molecular. Su jefe, un niñato rico que no ha tenido que trabajar en su vida y no sabe valorar el esfuerzo, se ha propuesto quitarse a Alexandre de encima para reformar el restaurante heredado de su padre y transformarlo en una especie de laboratorio culinario. Para conseguirlo pretende hacer que Alexandre incumpla su contrato, hace que los proveedores no le sirvan y consigue que los críticos que tienen que revalidar sus tres estrellas sean los que peor vayan a valorarlo puesto que son super modernos y grandes entusiastas de la cocina molecular, cocina que Alexandre no quiere adoptar pues se niega a echar porquerías a la comida. Con lo que el niñato no cuenta es con que Alexandre conoce por casualidad a un joven y entusiasta aspirante a chef que adora su cocina y va a revolucionar la carta de primavera. 

viernes, 25 de enero de 2013

KAMIKAZE GIRLS

Esta película es digna de verse. Aunque no dejará a nadie indiferente. Parece una extraña mezcla entre Amélie y anime japonés. La historia está contada en primera persona por una de sus protagonistas, hija de un yakuza patoso, que vive en su mundo de fantasía basado en el rococó francés, donde todo es armonía y felicidad hasta que aparece en su vida una motera algo macarra, perteneciente a una banda de chicas, que quiere comprarle imitaciones de "Versach" para asistir a una boda. La película habla sobre la amistad entre estas dos chicas tan dispares. El estilo, la fotografía y el color es muy original, incluye diferentes estilos de narración entre ellos el anime del cual utiliza algunos recursos.

miércoles, 23 de enero de 2013

Samuel L. Jackson: el hombre de los discursos

El encasillamiento de este hombre no es tanto que siempre haga el mismo papel, y menos mal porque tiene una extensísima filmografía, sino que en la mayoría de sus interpretaciones suelta unos discursos filosófico-moralizantes que dan susto al miedo. No voy a analizarlos aquí porque podría hacerse eterno, y no tiene gracia hablar de ellos si no los escuchas.  Como ejemplo citaré dos de los que considero sus mejores  discursos: los de Pulp Fiction  y Deep Blue Sea, este último con sorpresa final, y recomendaros que la próxima vez que lo veáis en alguna película estéis atentos porque en cualquier momento puede hacer honor a su gran capacidad oratoria.

jueves, 17 de enero de 2013

LA HABITACIÓN DE FERMAT

Es una película interesante y entretenida. Contra todo pronóstico, pues gira alrededor de las matemáticas lo que a priori puede resultar algo pesado para aquellos que, al contrario de los protagonistas, no son matemáticos de profesión. Tiene además un aire de película de misterio clásica al más puro estilo Agatha Christie. Cuatro matemáticos han sido citados en un viejo granero para encontrar la solución a lo que supuestamente es el mayor de todos los enigmas. Una vez dentro del edificio, redecorado como una casa de época, disponen de un tiempo limitado para resolver una serie de acertijos. Cada vez que fallan o sobrepasan el tiempo de respuesta, la habitación en la que se hallan encerrados encoge un poco  y lo irá haciendo más y más hasta acabar por aplastarlos si no encuentran el modo de abandonarla.

viernes, 11 de enero de 2013

RED (Red de Espías Desactivados)

Últimamente están haciendo muchas películas con elencos de infarto, un montón de actores veteranos confluyendo en una misma película. Supongo que lo hacen como contra al alubión de películas insulsas protagonizadas por niñatos sin ningún talento interpretativo y perpetradas por guionistas de saldo. Red es una de estas películas. Sentaos antes de leer el reparto porque es para nota: Bruce Willis, Morgan Freeman, Hellen Mirren, Brian Cox, John Malkovich, Richard Dreyfuss  y aunque no sea tan famoso, un más que correcto Karl Urban. El argumento es original y el guión bueno, los diálogos están bien escritos y los personajes resultan creíbles a pesar de lo esperpéntico de la trama. Hay que añadir que sólo con actores de esta talla podría conseguirse un resultado así y se demuestra mi teoría de que los personajes no tienen por qué tener 20 años para resultar atractivos al espectador, principalmente, porque los buenos actores mejoran con la experiencia y los malos no llegan a adquirirla.

viernes, 4 de enero de 2013

HAIRSPRAY


Se trata de un musical extravagante y divertido que aboga por la igualdad de derechos pero desde la alegría. Nunca pensé que Chistopher Walken y John Travolta hiciesen tan buena pareja. Ni que el segundo pudiese interpretar a una mujer tan tremendamente femenina. La mala malísima es en esta ocasión Michelle Pfeiffer que interpreta a una ex-miss interesada y tramposa que está dispuesta a todo por conseguir que su hija siga sus pasos. Todo esto ambientado en los años sesenta en pleno conflicto racial y con el mundo de la televisión como fondo. La protagonista es una jovencita gordita y optimista que es capaz de ver siempre el lado bueno de las cosas, y lo que es mejor aún, de hacer aflorar la bondad de las personas.