martes, 20 de agosto de 2013

Cuidado con lo que deseas...


Porque hay veces que se cumple y no precisamente para bien. Hace unos años la banda del capitán canalla tiró de nostalgia y dedicó una canción a su ídolo infantil Georgi Dann de esta guisa:





El hombre debió de escucharla y como sintió que el público de sus años dorados lo aclamaba decidió regresar con esto:



Pero resulta que hace aún más años los mojinos escocíos recordaban con lágrimas en los ojos a los Locomia con esta desconcertante canción:






Y los del abanico se han venido arriba y han vuelto a la carga con esto:




Bueno eso y que la película de 300 ha hecho mucho daño.A ver si tenemos cuidado con lo que decimos que luego los aludidos responden  y la cosa puede pintar mal, pero que muy mal.