jueves, 27 de noviembre de 2014

Mejor no darle vueltas...

Hace tiempo que no escribo en la bitácora, pero es que se me quitan las ganas. Te esfuerzas en escribir algo interesante y entretenido para tener un blog bonito y bien organizado y resulta que sólo te lees tu mismo y algún que otro colega despistado. No es que me parezca mal pero para escribir para mí misma puedo hacerlo en una libreta y no requere tanto esfuerzo. Por cierto, aviso de que escribo desde el móvil para probar lo digo por si sale alguna errata o algún problema con el formato. Dicho esto prosigo con mi divagación deprimente (suerte que enseguida se me pasa) Después de mucho observar el medio digital he llegado a la triste conclusión de que cuanto más cutre es lo que escribes más éxito tiene. Idiocracia en estado puro. Se me ocurre que tal vez debería escribir la primera estupidez que se ocurriera, sin documentarme, sin proyecto, sin estructura..(¡Dios! parezco Chicote) eso sí con mucha sangre, violencia a cascoporro y sexo gratuito a mansalva, luego lo escribo en letras rojas sobre fondo negro, le añado unos murciélagos con tembleque, le pongo de fondo sonido de pedos y ya está : best seller mundial. Lástima que me guste escribir. Mejor me centro en el proceso creativo de mi próxima novela y dejo de quejarme de la estupidez humana. Además escribir desde el móvil es un asco.