viernes, 18 de noviembre de 2016

Némesis

Por fin he terminado la saga. Veinte libros nada menos. Ni que decir tiene que si no fuera buena no hubiera pasado del primero (que ya comenté aquí).Lo malo es que lo ha dejado todo preparado para la saga de Flavia Albia y claro, a una le pica la curiosiodad. Pero de momento voy a descansar de romanos.  Marco Didio Falco es un impresentable pero no puedes evitar cogerle cariño. A medida que avanzas por la saga y vas conociendo a su esperpéntica familia no puedes evitar comprenderlo y cuando llegas a la vigésima entrega el pobre no está para aguantar tonterías de un indeseable como Anácrites. He de decir que aunque he disfrutado mucho con todos los libros, los primeros son los mejores. Durante la saga hay fluctuaciones y aunque los personajes principales mantienen su esencia hay otros que se van diluyendo. En el caso de los hermanos de Helena cambian tanto que al final no parecen los mismos. La autora recorre prácticamente todos los confines del Imperio Romano lo que hace que cada novela resulte diferente y entretenida además de que todas estan estupendamente documentadas. La naturaleza de sus personajes, además, hace que resulten muy divertidas. Falco es un desgraciado incapaz de tomarse en serio a sí mismo y que la mayoría de las veces se ríe por no llorar. El perfecto antihéroe. La aristocrática Helena Justina es una mujer de armas tomar decidida a llevar las riendas de su propia vida. Tal para cual. Si os gustan los misterios y la novela histórica no os las podéis perder.

viernes, 11 de noviembre de 2016

San Manuel Bueno, mártir

Este es uno de esos libros en los que abulta más la introducción que la novela en si misma. Odio ese tipo de introducciones salvo que sean con fines filológicos, que en esta ocasión no es el caso. Cuando resulta que el libro tiene más de cien páginas y la novela unas cincuenta, no se a otros pero a mí se me quitan las ganas de leer. Tanto estudio y tanta interpretación profunda consiguen amargarme la lectura, por eso la experiencia ha sido agridulce. Unamuno me gusta pero es complicado y actualmente no estoy para demasiadas sutilezas. Se ha planteado la obra como una reinvención de la vida de Jesucristo.  Hay varios paralelismos pero a mí en esencia me ha parecido la historia de un pobre hombre que ha sido magnificado por sus paisanos. Trata sobre la fe y la ausencia de ella. ¿Es más importante tener fe o hacer creer a los demás que la tienes con tal de hacerlos felices? Trata también sobre las mentiras piadosas y sobre la supervivencia a los propios demonios interiores. Sobre el altruismo y el servicio al prójimo. En definitiva trata sobre el ser humano con sus grandezas y miserias, y, en esencia sobre las buenas personas. Sobre las que lo son y las que lo parecen, o más específicamente sobre las que son aún  mejores  de lo parecen. Don Manuel es un santo pero no por lo que piensan sus vecinos.

martes, 8 de noviembre de 2016

Premio Dardos : Me han nominado y no es para abandonar la casa de Gran Hermano

Ha sido una grata sorpresa abrir el blog y descubrir que había sido nominada al premio Dardos. La verdad que es que hasta este momento no sabía de su existencia pero me ha hecho mucha, mucha ilusión. Se trata de una iniciativa de difusión de bitácoras para que los bloggeros nos demos a conocer entre nosotros y podamos llegar a gente que de otra manera no podría llegar a nuestros contenidos. De hecho la propia nominación es el premio. 


 Las normas para participar son las siguientes: 

1. Escribir una entrada en la que aparezca la imagen del premio.

2. Agradecer a la persona que te ha nominado su recomendación.

3. Recomendar a otros 15 bloggeros. (todo esto con enlaces, claro) 

Así que sin más dilación paso a cumplir los requisitos. El enlace está en la propia imagen.

Para empezar agradecer a J. Augusto Andrade que se haya acordado de mí al hacer su lista.  Aquí tenéis su blog










A continuación van mis 15 nominados. El orden no es importante. Están puestos así para que quede más mono y no te coincidan todos los fondos del mismo color, por ejemplo. 











































viernes, 4 de noviembre de 2016

AHORA SOY MULTIDISCIPLINAR

¿Quieres ser escritor? No puedes. Al menos no puedes ser sólo escritor. A no ser, que tu padre, tío, amigo, pariente o colega sea dueño de una editorial y te publique. Las personas normales estamos pluriempleadas. 

1.Escribe el libro
2.Corrígelo
3.Maquétalo
4.Diseña la portada y, si conviene ilústralo.
5.Escribe la sinopsis y la biografía del autor (tú mismo) lo que resulta bastante ridículo.
6.Escribe un blog para promocionarte.
7. Realiza un booktrailer y cuélgalo en tu canal de youtube.
8 Sé activo en facebook, twitter, instagram y cualquier red social que se cruce en tu camino.
9 Autopublícate en amazon, bubok, lulu, wattpad o cualquier forma de autopublicación que se tercie. Cada una con pautas distintas lo que te hará revisar todos los pasos anteriores, además de volverte loco con las condiciones legales.
10.Da la lata a todo el mundo para que compre, comente, comparta o recomiende tu libro.
11.Persigue a los blogueros y redactores de revistas literarias para que reseñen tu libro o te entrevisten. Esto también resulta bastante ridículo.
12 Vuelve a dar la lata a todo el mundo para que comparta o comente las reseñas o entrevistas que te hayan hecho.
13. Seguro que se me olvida algo, pero da igual, hazlo.

Si después de todo esto quieres seguir siendo escritor ¡felicidades! tienes más moral que el alcoyano y no tienes sentido del ridículo. Deberían darnos un título universitario por cada una de las tareas que realizamos.